Repaso

10 años de Superman Returns

Si el anterior post estaba dedicado a Richard Donner, éste trata sobre su influencia en otros cineastas.

Bryan Singer ya contaba que siempre tenía cerca  una copia del Superman de Donner mientras rodaba “X Men“, pero esta admiración se hizo más evidente cuando dejó la producción de “X Men 3” para irse a hacer “Superman Returns“, dejándonos con Brett Ratner al frente de aquel desastre y lanzándose a un homenaje completamente consciente al díptico de Donner sobre Superman (la primera y el montaje alternativo de la segunda, un tema sobre el que quizá hable en otro artículo).

Richard Donner y Bryan Singer

Superman Returns se estrenó hace diez años y se llevó todo tipo de palos. “Aburrida, un Superman blandito, un plan del villano cuasi remake de la primera….” y taquilla regulera. Costó 270 millones y a nivel mundial recaudó 390. (“Man of Steel”, aquella cosa de Zack Snyder que desembocaría en “Batman Vs Superman” superaría los 600 millones, como referencia).

Recuerdo que en el cine me gustó mucho, la disfruté chorrocientas veces más que “Man of Steel”, así que la volví a ver en BluRay, para comprobar si superaba la prueba del tiempo.

 Singer usa la fanfarria de John Williams y la tipografía de los créditos. En el pase de prensa al que fui en su día eso ya nos puso a todos de su parte, probablemente el 80% nos habíamos criado con las originales, y a pesar de ser la mayoría periodistas, asumo que muchos bajaron la guardia, porque aplaudieron en cuanto empezó.

Singer demuestra desde el principio de dónde viene. Su visión de Kansas, un lugar de paz y tranquilidad, en contraste con el atribulado Metrópolis. La figura materna, continuísta con Donner también. Y los flashbacks a su infancia. Bien, bien, te queremos Bryan.

Singer va directamente a plantear la trama. Ya sabemos que Lex es el malo, no hace falta insistir en presentaciones. Estamos ante una posible continuación de “Superman II”, así que la Fortaleza de la Soledad tiene el mismo diseño, el look de los cristales (esto no estaba sacado de los comics, que fueron cambiando la apariencia y tecnologia de Krypton con el paso del tiempo. A ese respecto recomiendo el “World of Krypton” de Byrne y Mignola, glorioso cómic), e incluye la aparición de Marlon Brando en base a un metraje rodado hace más de 20 años por Donner.

Y Brandon Routh es lo más cercano a Christopher Reeve que había, nada que objetar en ese sentido. (De esa cualidad de inocencia bonachona del actor hemos podido seguir disfrutando en  “Legends of Tomorrow” recientemente, aunque también pudimos verle como uno de los ex-novios en otra de esas joyitas a reivindicar en años venideros , “Scott Pilgrim contra el Mundo“)

Frank Langella aporta ese punto que daba Jackie Cooper de “reparto de prestigio” en las originales, y una Kate Bosworth como Lois Lane ciertamente jovencita continúa el papel donde lo dejó Margot Kidder. Es demasiado joven, eso es verdad, se criticó mucho en su momento y visto en la distancia estoy de acuerdo. Pero es que no recuerdo un personaje femenino interesante en una película de Singer, tampoco. En “X men” Tormenta  era un meh, Jean Grey tenia gracia por su atracción con Lobezno y porque Famke Janssen es interesante , y Mística es un personaje interesante a partir de que la coge Matthew Vaughn, porque a Synger se le escapa. Ni siquiera las relaciones amorosas son lo suyo, y eso se traslada a esta película (¿en serio? ¿este Superman “stalker” espiando a Lois Lane en su casa? ¿así entiendes las relaciones, Bryan?). Las dinámicas de grupo sí se le dan bien , como cuando tienes en el mismo cuarto a Perry White, Jimmy Olsen, Clark Kent y Lois Lane, la cosa funciona.

La escena del rescate del avión, que enlazo aquí abajo, es de lo más memorable de la película, con la mezcla justa entre acción real y CGI (aunque Superman a veces cante un poco). Choca que Clark Kent esté en un bar en vez de impidiendo crímenes y esas que se supone que hace Superman, pero a nivel dramático resulta mejor que su primera aparición de regreso al mundo sea así de espectacular, a pesar de que parece haber formas más fáciles de salvar ese avión. (Lo de cogerlo por el ala suena más a SuperBizarro que a Superman, para los lectores de cómics que me lean).

 

Bryan Singer nos recuerda que la película es un juego, hay que saltarse un poco el realismo absoluto, porque el que alguien vea el primer plano de Superman en televisión según rescata el avión y no caiga en que es Clark Kent es parte de esa magia del personaje (sólo el crío se da cuenta, en un detalle soberbio).

Más detalles para jugar a identificar “Superman Returns” como la verdadera continuación de “Superman II”: la época en la que está situada. La película mezcla tecnología moderna y un look retro. No resultan actuales esos periodistas de Daily Planet que se lanzan a la calle a la investigar, en una época en la que todo el periodismo es google y twitter (al menos en España). Y TODO el mundo lee el periódico en el ascensor, eso sí que es ciencia ficción.

Mientras seguía viendo la película (el rescate de la chica de Luthor, las escenas en el barco…) tenía la impresión de que Singer, siendo continuista respecto a Donner, demuestra que se conoce el oficio de cineasta, tiene calidad, es un digno sucesor… pero le falta el corazón. En ese sentido emparenta con J J Abrams: cineastas con oficio y continuadores de un estilo clásico, de una forma clara de contar las cosas, algo atemporal, pero que no pueden evitar parecer copias formalmente perfectas de un cine anterior.

Singer copia un cine de superhéroes para hacer cine de superhéroes, mientras que Donner partía de cero en esto, aplicando el oficio aprendido a un cine por definir, defendiendo un enfoque realista heredado de otros géneros, y ahí creo que estaba su novedad. Donner inventa, o aplica un enfoque, mientras que Singer imita. (Donner tuvo que rehacer un guión que debía parecer deudor de la serie de Batman de los 60)

El paseo nocturno volando con Lois Lane, en la versión de Singer,  lo resume muy bien: se ve genial, hay respeto al original, la postproducción es mejor… pero le falta la sensación de “primera vez que lo veo en cine“.

Aún así, mil veces mejor que esa mierda con Henry Cavill en la que a ninguno de los creadores parece gustarle el personaje. 🙂

Feliz aniversario, “Superman Returns”.

 

The following two tabs change content below.

Comments

Comments are closed.

Powered by: Wordpress