Estreno

Logan

Sin “Deadpool” no tendríamos este “Logan“.

El  “inesperado” éxito de una película de superhéroes para adultos ha hecho que Fox dé permiso a Hugh Jackman y James Mangold para mantener esa calificación y contarnos la última historia de Logan con este actor.

Hugh Jackman en modo viejuno

Y sin embargo, da la sensación de que se ha quedado un poco a medias, de que la calificación “R” se trata más de un arma de marketing que otra cosa. De que buscan atraer a esa inmensa mayoría de fans del personaje que quedó decepcionada por sus otras películas.

Porque la cantidad de violencia tampoco es para tirar cohetes. Hay un par de escenas donde se ve con cierta claridad cómo Lobezno se cepilla a un par de tíos, pero todo está contado con bastante rapidez. Ni siquiera hay un exceso de heridas y sangre, no hay ni un solo momento que se recree en la interacción del metal que lo corta todo, el adamantium, con la frágil carne que se dedica a trocear durante la película. Es como si los conservadores ejecutivos de Fox hubieran aceptado una película “R pero poquito”.

Quizá James Mangold diga que la película no lo necesita, y quizá hasta sea cierto. El tío se ha tirado el rollo en las entrevistas de estar haciendo un cine de autor con superhéroe dentro, despreciando el universo interconectado de Marvel y diciendo que él quiere hacer “otra cosa”. Pero siendo la última oportunidad de Hugh Jackman de encarnar a esta máquina de matar, bien podrían haberle regalado una escena de las que se quedan para la historia de las adaptaciones de superhéroes. Porque quieras que no, la mejor escena de Lobezno desatado sigue siendo el asalto a la mansión en “X Men 2”, y tampoco era muy larga.

Más allá de pensar en lo que hubiera podido ser esta película en manos de unos tipos más valientes, ¿qué os váis a encontrar en “Logan”?.

Pues una notable mejora con respecto a las otras películas de Lobezno. Y además bien contada, tomándose su tiempo en ir de un lado a otro. Quizá en algún momento hasta demasiado, dando la sensación de que las dos horas y cuarto se podrían haber quedado en algo menos de dos horas y no hubiera pasado nada. El guión tiene altibajos, hay cosas que suceden un poco “porque sí“,  y algunos momentos del Profesor Xavier son un poco flojos, además de que los malos siguen siendo de opereta y desganadamente simples, por muy oscura que sea la fotografía y realistas las arrugas de Lobezno. Incluso la referencia a “Raíces Profundas” suena un poco forzada.

La sensación final es la de estar ante una historia crepuscular de superhéroes bastante normal, un recorrido de A a B bastante previsible que ya hemos visto mil veces, a la que se han añadido ciertos elementos violentos para que llegue a la calificación de “más 18”. Lo siento por James Mangold y sus pretensiones autorales, pero no es sólo que sea una historia mil veces contada (¿no lo son todas?) sino que ni siquiera consigue contarla con una convicción que nos distraiga de darnos cuenta de esa falta de originalidad.

Respecto al protagonismo de Hugh Jackman, decir que quizá Laura le quite protagonismo en algún momento, pero tampoco mucho. Quien quiera ver una película destinada al lucimiento de este actor, con “Logan” llega al sitio correcto.

 

 

The following two tabs change content below.

Comments

Comments are closed.

Powered by: Wordpress