Estreno

“Los del túnel”

Es una pena que, manteniendo cierto tipo de aproximación al consumo audiovisual, mucha gente se va a perder reflexiones tan acertadas como las que propone “Los del túnel“.

No veo cine español” sigue siendo una frase muy común, a pesar de los logros recientes de gente como Álex de la Iglesia, Alberto Rodríguez o Daniel Sánchez Arévalo. Los críticos no tienen muy claro si se puede hablar de un “cine español” en función de unos rasgos de identidad concretos, pero el público sí que parece tenerlo claro: El cine español es un cine de wannabes, de quiero y no puedo, de intentar hacer cine americano pero hacer el ridículo, de hacer comedias chusqueras con actores de televisión… todo eso a lo que nos referimos cuando desechamos el “cine español”.

¿Se podría estar más ciego?

“Los del túnel” juega con algunas de esas ideas preconcebidas. Coge a Arturo Valls y su imagen cimentada en esa magistral serie que era “Camera Café“, la del cuñado por antonomasia, y juega con ella para darle la oportunidad de lucirse. Porque, aparte de un Raúl Cimas  que pueda hacerle sombra, el resto de los personajes son comparsas del viaje personal de un Valls (que figura como productor, además) que acaba de sobrevivir a una experiencia de esas que “te cambian la vida“.

Un humor negro, negrísimo, para retratar una sociedad con un acierto que puede hacernos gracia pero también inquietarnos. Momentos de la vida cotidiana, retratados con tanto talento como el de la barbacoa de amigos el fin de semana, sirven como indicativo de que los autores tienen muy clara una perspectiva de la sociedad (¿española?) actual. Enhorabuena al director Pepón Montero y a los guionistas por esa naturalidad y sencillez con la que se retrata.

En algunos momentos “Los del túnel” se hace larga, sobre todo en algunas situaciones relacionadas con los secundarios (Natalia de Molina y Neus Asensi, algo desaprovechadas) mientras otras, como la de Valls integrado en la vida del hospital, duran lo justo y son una muestra de talento y del carisma de Arturo Valls (mal que le pese a sus detractores, en Camera Café siempre le tenías presente, aunque no apareciese en pantalla).

Una comedia notable de la que será imposible salir sin querer irte a casa a escuchar a “Los Pecos“.

 

 

 

 

The following two tabs change content below.

Latest posts by PabloMe (see all)

Comments

Comments are closed.

Powered by: Wordpress