Repaso

“No respires”, terror de nivel

Disponible ya en formato doméstico, “No respires” es lo suficientemente bruta como para impactar pero no tan terrorífica como para provocarte pesadillas. Así que si sóis unos cagones como yo, que tras ver la original de “The Ring” estuve un mes soñando con la maldita cría, podéis verla. Os taparéis los ojos en algún momento pero la váis a disfrutar.

Muy contento debió quedar Sam Raimi con el remake de “Evil Dead” que dirigió Fede Álvarez, porque le ha producido su siguiente película. Y sin haber visto su nueva versión de una obra tan mítica, su labor en “No respires” me ha sorprendido.

Partiendo de un argumento muy sobado, el de un “último golpe” para que unos ladrones se retiren definitivamente, la historia toma un giro interesante cuando el “pobrecito dueño ciego” de la casa resulta ser el diablo encarnado. De hecho la víctima del robo está interpretada por Stephen Lang, al que es fácil recordar como el soldado “malo” de Avatar.

Repartiendo hostias como panes

Stephen Lang, pobre veterano ciego de la guerra de Irak, tiene que hacer frente a la invasión de su casa. Pero los tres adolescentes, que tampoco nos van a caer especialmente bien porque son poco más que arquetipos, enfrentándose contra una máquina de matar, en plena oscuridad, las van a pasar canutas…. y hasta ahí puedo leer.

Lo que viene a continuación es una muestra de habilidades como director de Álvarez, sacándole partido a un guión con buenas situaciones que resultan bastante realistas. Aquí nadie hace proezas inhumanas, todo respira una fisicidad y un realismo que hace que los golpes y las heridas duelan el doble. Si esto fuera una película de John Woo, ver a una persona acribillada a balazos no nos impactaría lo más mínimo, pero cuando la violencia es contenida y medida… ahí sí se te revuelven las tripas.

Quitando algún momento innecesario en el tramo final, y que no voy a comentar para no reventar  nada, el balance general es excelente.

Ahora que lo pienso, hay un momento en el que , tras apagar la luz, la cámara se aleja de Stephen Lang hasta que se pierde en las sombras, que quizá si me vaya a provocar alguna que otra pesadilla…

 

 

 

The following two tabs change content below.

Comments

Comments are closed.

Powered by: Wordpress