Estreno

Wonder Woman a Zack Snyder: “Ni tienes ni puñetera idea”

Vamos a evitar empezar diciendo que Warner no lo tenía muy difícil para hacer de “Wonder Woman” una película mejor que “Batman Vs Superman“. Sí, evitémoslo.

Ya parecía que Warner lo tenía muy fácil para hacer “Batman Vs Superman” mejor que “Man of Steel“, y mira el pedazo de truño ofensivo con los personajes que les salió.

Así que no le tenía ninguna fe a esta película. Más allá de pensar que Gal Gadot estaba bastante bien, al menos a nivel físico, como la princesa Diana, no tenía nada prometedor para mí.

Y eso que el personaje me interesa. La etapa en los cómics de George Pérez es de lo mejor en superhéroes que he leído, una verdadera lección de cómo mezclar superhéroes y mitología con gusto, y encima con una protagonista tan icónica como una Diana en su camino a convertirse en Wonder Woman. (Impresionante Pérez, de verdad, lo tenéis en las librerías bien editado).

George Pérez escribió y dibujó Wonder Woman durante años.

Pero viendo el nivel de las películas que adaptan personajes de  DC Comics, a uno se le quitan las ganas de picar, otra vez más, con la esperanza de que esta vez sí acierten. Cuando salí de “El Escuadrón Suicida” decidí que no volvería a darle un euro a una película de DC hasta que no empezara a ver buenas críticas.

Así como el nivel de las de Marvel ha sido, en general, de bien o notable, y los tráilers despiertan la curiosidad por ver lo que se hace con el personaje, las de DC parecen una respuesta “molona y adulta” pero sin substancia. Y Wonder Woman transmitía exactamente la misma sensación.

Y sin embargo…

Sin embargo aquí estamos, invitación al cine mediante, volviendo a picar.

Y no está mal. Mejor que los truños que he citado es, desde luego, eso que vaya por delante.

El personaje está ahí, bien retratado, y la mitología también, un poco de aquella manera, a lo Power Ranger, pero tiene su importancia. Además de que Chris Pine está sobrado de encanto como secundario, a Gal Gadot me la creo del todo. Bien por ellos.

Gal Gadot, gran princesa Diana.

Pero aún asi, la trama sigue siendo un poco chusca, el villano un poco flojo y, para situarnos, da la sensación de que esta película hace unos años nos hubiera parecido la leche, toda una historia del origen de una superheroína. Y encima con unos efectos especiales chulos (aunque algo canta el CGI, el movimiento de la gente no nos sale perfecta todavía, aún parecen hechos de chicle). Sí, hace años quizá lo hubiera petado.

Pero es que “Iron Man” ya tiene unos cuantos añitos, señores. Incluso el origen del “Doctor Extraño” ya empezaba a sonar a camino ya transitado. Así que otras historia de origen más, y encima moviéndose por la misma mecánica de siempre, pues cansa un poco.

No es que no me lo hay pasado bien. El personaje está bien hecho, por fin. Pero es que resulta aburrido. Es de esas películas que sales pensando “no está mal…” pero sabiendo que no la volverás a ver en tu vida, y que cuando veas el Bluray en la estantería de la tienda ni siquiera pensarás “En cuanto baje de precio me lo compro“. Ni siquiera yo, para ponerlo al lado de mis tebeos de George Pérez.

Pero a su favor, y de ahí el título del artículo, decir que tiene un momento notable, en el que se mea en el “Man of Steel” de Zack Snyder, y directamente en la escena de la muerte de Kevin Costner,  con su “quédate quieto” a Clark Kent mientras se lo lleva el tronado. Sólo por llegar a ese momento, que además marca la transición de Diana a Wonder Woman, ya  ha merecido la pena perder las dos horas de mi vida que se han ido con esta película.

Por lo demás, vence pero no convence.

La peor escena de la historia del cine, probablemente.

 

 

 

 

The following two tabs change content below.

Comments

Comments are closed.

Powered by: Wordpress